Ya encontré a mi proveedor para la boda ¿ahora qué hago? – 3a parte

proveedor organizar boda mexico

Llegamos a la tercera y última parte de esta serie dedicada a los proveedores de tu boda. Organizar un evento así es una labor titánica, y cuando hay tanto dinero, tiempo y cariño de por medio, queremos contratar a lo mejor de lo mejor.

En esta 3a y última parte de la serie que te ayudará a organizar tu boda mejor, te traigo algunos consejitos a realizar antes de pagar anticipos y cerrar contratos. Ya hiciste tu investigación y has encontrado a digamos 2 o 3 candidatos. ¿Ahora qué haces? ¿Cómo identificas cuál es “el bueno”? Ojalá hubiera un letrero gigante en neón flotando sobre sus cabezas que dijera “bueno” y “malo” jaja, nos ahorraríamos muchos sustos. Pero ni modo, hay que trabajarle para escoger a los que serán nuestros cómplices en la boda.

¿Estás lista para empezar a anotar estos consejos?

Ponte el traje de detective

No solamente porque alguien te diga “vendo recuerditos de boda baratos” y te muestre una foto preciosa, es necesariamente el proveedor ideal para tí.

proveedores-organizar-boda-mexico

Cuando hayas detectado personas/empresas que ofrecen aquello que estás buscando, empieza una investigación acerca de ellos:

  • Revisa que tenga un perfil de facebook. ¿Cuándo lo crearon? ¿Hace un mes? ¡BYE!
  • En ese perfil se pueden dejar comentarios. Revisa TODOS los que se han dejado sobre el muro. Pero no olvides aquellos que deja la gente en las fotos. Yo buscando fotógrafo para mi boda, tenía uno en la mira, pero en un par de fotos que subió había novias preguntándole que para cuándo sus fotos ¡que llevaba un año de tardanza! Silenciosamente salí corriendo.
  • Las fotos que ha subido a ese perfil ¿son suyas? ¿o son bajadas de internet? Al buscar a mi florista, me encontré con varios proveedores que simplemente ponían ramos de Pinterest en su perfil. ¿Así cómo quieren que les crea que efectivamente SABEN hacer esos ramos? ¿Cómo te das cuenta de que no son fotos robadas de otro proveedor? Muy sencillo: dale click derecho a cualquier foto que veas (en facebook o en internet) y la ventana que te aparece con opciones (las de salvar imagen como, copiar, etc) ahí casi al final viene la opción de “Buscar imagen en google” con lo que te dará los resultados de esa foto específica. Si ves que hay mil fotos iguales en muchas páginas, checa bien porqué es. Quizás es un recuerdito de boda que se trae de China y por eso mucha gente tiene el mismo. Y eso está bien. Sólo que tendrás que hacerle esas preguntas al proveedor y si te contesta, “mi fabricante está en Puebla” pues mmm… está raro.
  • ¿Tiene una página web? Muchas veces puedes ver el caos o la atención al detalle de una persona al ver su página web. También puedes revisar que los datos de contacto y la dirección fisica concuerde con lo que tú sabes.
  • ¿Su página de facebook tiene ratings/estrellas? Revisa todas, entre más opiniones tenga mejor y más confiable. También desconfía de aquellos comentarios muy genéricos como “recomendable” “fue estupendo en el evento” “calidad confiable”. Revisa que parezcan que personas normales o novias emocionadas los hayan escrito. Hay veces en que parece que pusieron a mil amigos a comentar y eso se nota.
  • Si tiene comentarios negativos, analiza bien a qué se debe. Hay también novias locas así que no porque tenga en su facebook 2 comentarios negativos y 297 buenos tienes que correr. Lee bien de dónde vienen. ¿Qué dicen? Hay personas que todo les parece mal y nunca se les puede complacer, o a leguas se nota que no se puede comunicar apropiadamente y muy probablemente ahí haya empezado el problema. No siempre el proveedor tiene la culpa, pero sí merece la pena analizar porqué tiene opiniones negativas.
  • Ante la duda, anímate a contactar por facebook a aquellas personas que hayan dejado un comentario muy bueno o uno muy malo. Para saber la historia completa. Sólo diles que estás investigando a ese proveedor para tu boda y te gustaría saber “cómo les fue en la feria“.
  • Investiga en Google. Tal cual como detective. Haz una búsqueda del nombre completo del proveedor o de la empresa y a ver qué te sale. Anota el nombre completo de la empresa y la provincia en la que está basado.
  • Ponte en plan mala onda pero sólo de investigadora ¿eh? jaja. Hay páginas como apestan.com en donde hablan de todas las empresas que han dado malos servicios. Busca ese tipo de sitios y revisa si la empresa que te interesa está ahí. O puedes googlear junto al nombre de la empresa “fraude” “incumplimiento” o algo negativo que se te ocurra.
  • Busca foros de novias en facebook o páginas web, en donde este proveedor pueda aparecer. Trata de encontrar fotos de novias reales que los hayan usado. En cosas como recuerditos, vestidos, decoración, flores, fotógrafos, con eso puedes ver el resultado final.

Pide muestras

En Estados Unidos es una práctica muy común y en México se debería implementar más seguido. Necesitas VER que lo que te están vendiendo es de buena calidad y cumple las expectativas de lo que estás buscando.

¿A quién le puedes pedir muestras? Al de las invitaciones: que te enseñe el papel, sobre y listón exacto que quieres. Que te muestre físicamente todos los ejemplos que ha hecho.

A la persona que te hará el vestido. He visto muchas novias petrificadas después de recibir un vestido con una tela corriente y barata que brilla cual disfraz de halloween. No me termino de enterar si pidieron una muestra de la tela antes o nada más quedaron en “hazme un vestido blanco así como esta foto”. Pero es básico que te muestre botones, aplicaciones, piedras, telas, tules, encajes. ¡Sobretodo encajes! Y es que hay un mundo de diferencia entre un encaje barato y uno caro. La diferencia también está en el precio pero créeme que se nota mucho cuando los ves de cerca y los tocas. No digo que te tengas que comprar el importado carísimo. Lo que quiero decir es que tienes que saber lo que estás pagando. Si te muestran algo, así tiene que quedar el resultado final. Nada de que te puso el botón de plástico porque se le acabaron los forrados de tela que tú habías pedido (y pagado). Si es algo barato está bien. Si es algo caro está bien. Pero que no haya elemento sorpresa ¿ok?

Yo tuve dos tocados para el cabello, uno para el civil y otro para la iglesia. Y afortunadamente con las dos proveedoras, pude visitarlas en su taller y ver de cerca y escoger los materiales que quería. Así pude ver que los cristales que usaban me gustaban mucho. Y por ejemplo, vi que no notaba la diferencia entre sus perlas naturales y las sintéticas (y la diferencia de $$ era mucha), así que escogí las de plástico sin dudar. Pude escoger con la conciencia de que no me iban a sacar algo “chafa”.

Para el DJ, pídele que te lleve a una de sus próximas bodas para que los puedas ver en vivo. Yo no pude hacerlo porque organicé mi boda a larga distancia. Por lo que vi completos las decenas de videos que tenían para comprobar que era algo de buena calidad. Pero si puedes, ve y revísalos en persona. O manda a alguien de tu confianza para que los cheque.

Maquillista/peinadora – Sé que en muchas te ofrecen paquetes ya hechos tipo “prueba – maquillaje – peinado – pestañas – tratamiento de no se qué” y hasta que pagas te hacen la prueba. Pero ¡NO! las pruebas son para eso, para ver si te gusta o no. Antes de que desembolses en un paquetote $$$, primero tienes que saber si te gusta lo que vas a ver o no. Si tienes a alguien de confianza que siempre te maquilla pues ya estás. Pero la mayoría de nosotras no tenemos peinadoras de cabecera así que ármate de paciencia para hacer pruebas quizás con varias personas. ¿Sabes yo lo que hice? Fui a salones que me recomendaron y les pedí una prueba de peinado para evento. Y al tercer salón de belleza me gustó. ¡Imagínate que al primero les hubiera pagado un paquete completo! Y es que en una prueba, sobretodo de peinado, no hay mucha diferencia entre graduación, boda o XV años. Con que les muestres la foto de lo que quieres puedes darte una idea de si son capaces de repetirla o si te inventan alguna interpretación rara que no te guste (como a mí me pasó). Ya cuando hayas encontrado alguien que sí te guste, ahora sí le dices que es para una boda, que habrá velo, tocado, etc, y ahi ya pueden trabajar juntas en la idea. Y a propósito, si les dices que es una prueba para evento normal, te cobran regularmente más barato que si dices la palabra “novia“.

Cuando el precio es demasiado bajo para ser verdad

Todas queremos ahorrar en la boda y cuando escuchamos que un proveedor es inusualmente más barato que sus competidores, quizás nos emocionemos. Pero en vez de saltar de alegría debemos ponernos a pensar ¿Por qué este proveedor es taaaan barato en comparación a los demás? ¿A mí me parecería raro no? Quizás está cortando costos en que la paquetería la manda con un servicio muy lento. O manda pedir todo de china y los tiempos de entrega serán muy tardados. O quizás corte costos en la calidad. Hay cosas tan sencillas como la suela de las sandalias que se entregan durante el baile de la boda, que puede determinar el costo del producto, ¡dependiendo del numero de milímetros!

Así que revisa bien por todos lados por qué este proveedor es tan inusualmene barato. Y si estás dispuesta a “apechugar” o si prefieres invertirle unos centavitos más a uno que se vea mejor.

Deja las cosas por escrito

En el mundo godinez existe el comunmente mencionado “acción para cubrir tu trasero”. Es decir, que lo que le pides a alguien, en lo que estás en desacuerdo con una petición, un posible problema que notes, o algo, que quede en escrito, que haya una prueba de que se dijo, en caso de que haya un problema en el futuro puedas salir corriendo a buscar tu correo, fotos, carta o mensaje, en donde tienes por escrito todo y nada de que “él dijo y luego yo le dije pero no me entendió”.

Lo mismo cuando trates con tus proveedores. Está bien que hagan citas y se vean en donde sea que tenga su oficina, florería, restaurante, o en un café para conocerse. La idea de hablar por teléfono y quedar de acuerdo así está increíble. Pero además, TIENES que tener algo que te respalde. Correos electrónicos, recibos, cotizaciones por escrito, SMS, conversaciones de whatsapp guardadas, folletos, fotos, etc.

Si alguien te sale con que, no pero es que yo te había dicho que te iba a entregar hasta dentro de 15 días, no este sábado, cómo le compruebas que está mal y que en eso no quedaron? Piensa que tu boda aunque suene feo es también un negocio entre tu proveedor y tú, y tienes que tratarlo con una cabeza muy fría. Claro que debes confiar en la gente que contratas, pero también te debes de cubrir las espaldas en caso de que algo salga mal (ya no digamos irse a instancias legales, demandas y demás si algo sale realmente mal).

Analiza cómo te responde: rapidez, aclaración de preguntas, amabilidad, trato.

Normalmente hay mucha comunicación con un proveedor antes de que finalmente le digas que sí y firmen un contrato. Debes prestar mucha atención a cómo es en su trato esa persona. No importando si solamente es el vendedor o si es el dueño de la empresa. Da igual.

¿Cuando le mandas un mensaje o correo te lo contesta? ¿A los cuántos días?

¿Entiende las preguntas que le haces? ¿Te contesta concretamente o le da vueltas?

Después de las 85 preguntas que le hiciste ¿sigue siendo amable, sonriente, educado y paciente?

Si tienes muchas dudas sobre un tema ¿se ofrece a aclaratelo más, se esfuerza en que todas tus preguntas se aclaren?

Cuando pides algo diferente o extra a lo que tiene ¿es flexible? ¿o te da un tajante no como respuesta? (no que te lo de gratis, me refiero a qué tanto se puede personalizar su servicio y cuál es su reacción al hacerlo)

Muchos de mis proveedores para la boda religiosa los empecé a contactar a distancia, y no podía tratarlos por teléfono, por lo que decidí que como primer filtro para saber si quería trabajar con ellos o no, era a) si me contestaban el correo electrónico b) si me contestaban rápido c) si resolvian todas mis dudas via e-mail. Ya después los conocí en persona. Pero curiosamente fueron los que mejor trato tuve por correo, que me quedé con ellos (no por eso, sino porque eran excelentes en lo que hacían) pero esas 2 cosas coincidieron, en que además de ser unos buenazos en su área además eran excelentes en su atención al cliente, eran personas súper amables y me fascinó trabajar con todos ellos los 6 meses que duró la organización de la boda, fue una delicia y me hicieron la vida muy fácil.

Además, si cuando recién contactas a un nuevo proveedor y le pides una cita o una llamada para profundizar más en lo que necesitas, y nunca tiene tiempo, te da largas o te cancela siempre ¡mejor huye! Necesitas tener alrededor profesionales que puedan dedicar tiempo a tu boda, en entender tus necesidades y sueños.

Que haya química entre ustedes

Especialmente importante cuando hablamos de aquellos proveedores con los que pasarás mucho tiempo. Hay dos tipos de proveedores: con los que tendrás contacto limitado o esporádico y con los que estarán contigo todo el día.

No necesariamente lo mismo aplica para el que te venderá la liga o toque el violín en la misa. Ellos no necesariamente se tienen que volver tus súper amigos porque los verás un ratito y ya.

Pero te estoy hablando del que será el que toque en la fiesta, la wedding planner, el fotógrafo y el video, etc.

proveedores-organizar-boda-mexico-01

¿Te los imaginas contigo por 10 horas? ¿O sus personalidades chocarían? Si estuvieras bajo mucho estrés o algo estuviera saliendo realmente mal en la boda ¿te gustaría tener a esa persona junto a a tí en ese momento?

Por eso es tan importante conocer en persona y tomarte un café con todos los candidatos. Registra después de cada cita toda la información que recibiste, a lo que se llegó, pero además, lo que sentiste, qué vibra te dió, si te cayó bien o no, qué impresión te dió, qué tipo de persona parece ser…

Empieza a negociar precios, qué incluye, contrato, etc

Hazlo con los 3 proveedores que comentábamos. Al mismo tiempo. No le digas a tu favorito que ES tu favorito o tu único. ¿Qué pasa si a la mera hora ese favorito te sale con algo que no te gusta? Debes contar con un Plan B.

proveedores-organizar-boda-mexico-01

Crea contratos

Finalmente después de todo tu proceso, correos, juntas, cotizaciones, preguntas, ha llegado el momento de decidir y ya tienes al “ganador”. Ahora es momento de firmar un contrato para dejar las cosas claras y legales.

proveedores-organizar-boda-mexico-01

Para tu proveedor, tu boda es un negocio, hará dinero con ella. No es parte de un sueño de infancia, no hay emociones ni lágrimas. Es un negocio. Y tú, como tal, debes también tratarlo. Pide que todos tus proveedores tengan un contrato, sobre todo esto es vital cuando son los proveedores más grandes y el gasto es alto. Sé que México es muy desorganizado y no todos lo usan y hay mucha informalidad en cuanto a esto. Pero si las cosas salen mal más vale estar preparado ante todo. Y si todo sale bien, nadie se arrepentirá de haber hecho un contrato, es solo un paso más.

Revisa las cláusulas. ¿Cómo serán los pagos? ¿Qué pasa si la boda se cancela? ¿Cuánto se reembolsa? ¿Qué pasa si tú le cancelas al proveedor? ¿o si él te cancela a tí? en caso de causa de fuerza mayor porque #terremoto. Considera todas las variables. Hay que estar bien protegida. Sobretodo si hablamos de alguien a quien le entregarás varios miles de pesos.

_______________________________

Espero que esta serie de tres posts hayan ayudado un poco a aclarar el terrorífico mundo de encontrar al proveedor ideal. ¿Tú tienes algún otro consejo? ¿Has seguido alguno de estos anteriores? ¿Cómo te ha ido hasta ahora? ¿Debería de tocar más temas acerca de esto para profundizar? Cualquier comentario como siempre aquí abajo o en el correo electrónico. Comparte esta serie con alguna chica que se case pronto y no sepa ni por dónde empezar :))))

Deja un comentario