Navidad en pareja: una nueva realidad

navidad en pareja

La Navidad se acerca y ya sea que ésta sea tu última como mujer soltera o que te hayas casado este año, quizás estés muy emocionada por todas las fiestas (¡y comida!) que vienen en esta temporada. Para muchas de nosotras, este mes de Diciembre es fabuloso, pero para otras, es una pesadilla porque no quieren pasar tiempo con la familia de su pareja, o él no quiere pasar mucho tiempo con la suya o se gasta demasiado dinero en regalos, etcétera.

Para tratar de evitar que eso pase y que esta temporada sea en la medida de lo posible, todo armonía y felicidad, te traigo estos consejos para que empieces con el pie derecho tu vida como chica prometida o casada y sobrevivas esta Navidad en pareja con gran éxito:

Llena tu (nueva) casa de momentos suyos

Yo sé que es de lo mejor ir a una tienda en esta temporada y llenar el carrito con mil “chunches” navideñas para la casa. Pero también es cierto, que estás construyendo un nuevo hogar al lado de tu prometido o nuevo esposo y que parte de la decoración, también debería integrar cosas muy personales, incluyendo los adornos navideños.

¿Cómo lograr esto? Si eres buena con las manos podrías crear una lindas botas para la “chimenea” personalizadas, con los nombres y objetos particulares de cada quien y los miembros de la familia de cada uno.

O armar adornos para el árbol de navidad, con fotos de los mejores momentos de este año. O con frases importantes. O una corta historia divertida de algo que haya pasado recientemente.

navidad en pareja
Pinterest

navidad en pareja

navidad en pareja

Resultado de imagen para personalized christmas decorations

 

Comida navideña

Cada familia es distinta y más si tu novio no es de la misma ciudad que la tuya. Es típico que cada quien asocie la Navidad con un olor o sabor específico. En mi caso es un pastel de frutos secos de la familia de mi papá y las galletas con kilos y kilos de manteca y canela, de la familia de mi mamá. No puede pasar un diciembre sin tener alguno de los dos, porque si no, ya no es Navidad para mí. ¿Para tí que es?

Así como tú y yo podemos tener nuestros platillos favoritos esta temporada, seguramente tu novio también. Platica con él para conocer qué sabores son indispensables en las fiestas y que los integren al “menú” de Diciembre.

Decidan cuáles serán las tradiciones de la nueva familia

Siéntate a platicar con tu prometido (o recién estrenado marido) sobre cuáles son los mejores momentos para él en la Navidad (aparte de la comida, jaja). Quizás para él, tener un árbol natural cada año sea algo indispensable por el olor y por todo el tema de irlo a comprar (¡o cortar!). O quizás a tí te encanta pasarte horas acurrucada con tu familia viendo peliculas navideñas con galletas hechas en casa. O hacer determinada cosa en las posadas. O que suenen ciertas canciones en casa.

Cualquiera que sean esos momentos, platiquen y decidan qué conservarán como tradición en su nuevo hogar. Hagan un mix de lo mejor de ambos mundos. Pero además, acuérdate que están creando una nueva familia ustedes dos. Así que se vale incorporar nuevas tradiciones al mix. Algo que ustedes comiencen. Quizás sea poner rock mientras arman el árbol, en vez de la tradicional música navideña de tu mamá. O ninguno de los dos son amantes de las películas navideñas y prefieren organizar un maratón de terror con palomitas y nachos. O deciden que cierta receta que acabas de ver en Pinterest sea la nueva tradición en casa. Puede ser cualquier cosa. Es hora de sacar la creatividad y poder inventar ¡lo que sea!

Decidan cómo dividirán su tiempo

Siéntense antes de que las invitaciones comiencen a llegar y platiquen con la cabeza bien fría, cómo quieren dividir su tiempo esta temporada entre compromisos familiares y laborales. Quizás uno asuma que siempre hay que decir que sí a todo. O el otro viene de una racha muy pesada y más bien quiere descansar este Diciembre. O la familia de uno le gusta hacer reuniones cada fin de semana con el pretexto de las posadas y se quedan hasta las 6 de la mañana haciendo karaoke, mientras tú quisieras más bien ir a ese brunch navideño con tus amigas de la primaria a las 11am.

Cualquiera que sea el caso, vean bien qué es lo más justo para ambos. No necesariamente como son pareja tienen que ir a todo juntos. O estar el 100% del tiempo en todos los compromisos. Piensen con qué familia y cómo pasarán las fiestas más importantes del mes. Lleguen a acuerdos. Y que no sea un simple “es que en mi casa la familia se reúne desde el 24 en la mañana hasta el 25 en la noche y ya está, fin de la discusión”. Acuérdate que ya no estamos solteras y hay otra persona en la ecuación 🙂

Y si ya decidieron algo entre ustedes dos, no vayas a salir con tu mamá de que “es que se puso de necio que quería pasar Navidad con su familia y ni modo, por su culpa ya no puedo estar con ustedes”. Ya son un equipo, y si deciden algo, no se vale irle a chillar a tu mamá porque él será el malo del cuento cada Navidad. Si no te gusta algo del arreglo, negocíalo con él y proponle soluciones al problema.

Encuentren tiempo para estar juntos (a solas)

Diciembre en México está lleno de fiestas: la del fin de año de la oficina, la comida de los proveedores, el intercambio de los amigos de la primaria, la cena con los de la universidad, la posada de la prima Jessica, el recalentado en cada de la tía. Y eso es genial. Pero también recuerda que es tu primera Navidad con tu prometido o recién estrenado marido y también hace falta estar un tiempito a solas para disfrutar esta temporada.

No tiene que ser una cita cara o súper especial. Es un post-it en el espejo, un secret santa sobre la almohada, o traerle las galletas navideñas de la tienda que sabes que le gustan tanto. Propónganse momentos especiales para estar juntos y compartir, como al poner las decoraciones en la casa, tomar un baño rico de burbujas juntos o ir a tomarse un chocolate caliente en esa cafetería que les gusta tanto.

 

Sean realista con las expectativas

Tal vez en tu casa (como en todas) la comida navideña es espectacular y el sazón de nuestras mamás y abuelas (o papás y abuelos) es extraordinario, sin igual. Bueno, pero quizás tu hasta hace dos semanas no sabías ni hervir el agua. O se van a cambiar a un departamento chiquitito, sin horno ni nada. Cualquiera que sea el caso, no se presionen demasiado en que su primera navidad juntos sea lo mejor de lo mejor, e idéntica a como es en sus casas. Si algo no se puede hacer o queda mal ¡no te preocupes! Ya tendrás mucho tiempo para perfeccionarlo o llevarlo a cabo en los próximos años.

Si tienes algo en mente que quieres que te regalen, no seas tímida y platícaselo a tu pareja

Para mi uno de los mayores quiebres de cabeza en mi matrimonio, es sin duda alguna, los regalos. Mi esposo es uno de los seres más molestos que he conocido como “recibidor” de regalos, jaja. Nada le gusta y es súper específico con lo que quiere o no quiere usar. Hemos tenido miles de peleas por esto, incluyendo gritos y llanto (drama de la vida real, jaja). Así que ya nos quitamos todos nuestros sueños de lo que “debería de ser” en cuanto al intercambio de regalos y literal, hizo una lista de cosas con todo detalle, para que yo escoja algo para darle. ¿Es romántico y sorpresivo? Para nada, jaja. Pero la verdad es que sí me quita muchos dolores de cabeza para comprar el regalo perfecto y los que venían después cuando no usaba mis regalos.

Y no creas que sólo soy yo, ya he visto en muchos otros artículos de parejas que llevan varios años casadas, que en las Navidades se facilitan la vida y señalan claramente lo que les gustaría tener. Sólo espero que mis hijos salgan a mí con el tema de los regalos…. jajajaja.

Intercambio navideño: Pijamas

Como parte de los regalos de navidad (si es que decidieron tenerlos) pueden integrar un intercambio de pijamas entre los dos. Ya sea que cada quien escoja una, obviamente calientita y ad-hoc para el invierno, o que decidan ir uniformados o que haya una temática específica. Yo me acabo de comprar una pijama gigante de una sola pieza tipo jumpsuit para este invierno, que a mi marido le causa mucha risa cada noche :))

navidad en pareja

navidad en pareja
Pijama de kajamaz.es
navidad en pareja
Set de pijamas de Women´s Secret

 

 

Determinen un presupuesto para gastos y regalos de la temporada

 

Ahora la familia se ha multiplicado por dos, y eso significa más regalos y más intercambios y más pasteles que hay que llevar a cenas que nos invitan, etc. ¿Pero sabes? No siempre es posible compaginar la organización de una boda (o el haber salido recientemente de una) con el darle regalos a todo el mundo (¡más los benditos intercambios en la oficina!).

Determinen cuánto dinero quieren gastar este Diciembre. A quién le darán regalo y a quién no. Puede ser que sólo a los más cercanos. O sólo a los primitos de 12 años para abajo. O puede ser que a nadie porque están muy gastados. Cada quien decide cómo llevar sus finanzas. Pero sí tomen en cuenta que es un tema importante y que no por ser Navidad hay que ir a vaciar las tiendas y ¡nuestra cartera!

**********************

Ojalá te sirva alguno de estos consejos, para que tu primera Navidad comprometida o recién casada, sea espectacular y digna de recordar. Que puedas ir previniendo problemas típicos de las nuevas parejas en esta temporada y que en vez de pelear y discutir acerca de con quien van a estar en el recalentado, puedas pasar todas las noches de Diciembre muy cómoda y calientita en los brazos de tu novio/esposo :)))

¿Has tenido alguna plática con tu prometido o recién esposo acerca de cómo pasarán navidad este año?

 

Deja un comentario